Cinco métodos de como prender fuego sin cerillos o encendedor

Cinco métodos de como prender fuego sin cerillos o encendedor


Cinco métodos de como prender fuego sin cerillos o encendedor
Cinco métodos de como prender fuego sin cerillos o encendedor
Primeros pasos:

Aprende a hacer yesca para fuego y ten listo tu nido de yesca para todos los métodos a continuación. 

Necesitarás un nido de yesca para alimentar las chispas o brasas que crees y convertirlas en fuego, junta madera seca para poder crear fricción y lograr mantener una flama. Deberás utilizar madera extremadamente seca. Haz un nido de yesca con ayuda de cualquier planta seca que se pueda incendiar fácilmente. 

Puedes utilizar pasto seco hojas, varitas, y corteza de árbol. Este nido se utilizará para crear una flama de la chispa que crees con la batería y la lana de acero. 

Ahora vamos por el primer método que es utilizando baterías y lana de acero, encuentra una batería y localiza las terminales. Las terminales son las dos puntas circulares en la parte superior de la batería casi cualquier voltaje funcionará pero las de 9 voltios funcionarán más rápido. Toma tu lana de acero y frotala sobre las terminales, entre más fina la lana de acero mejor será para éste proceso. Sigue creando fricción frotando la lana de acero sobre la batería.

Cinco métodos de como prender fuego sin cerillos o encendedor
Encendiendo fuego utilizando baterías y lana de acero

Este proceso funciona creando una corriente a través de los alambres de acero que luego se calientan y se incendia. Otra manera de hacer esto es tomando una batería de 9 voltios y un clip de metal y frotando el clip sobre ambas terminales al mismo tiempo para crear chispa. Esto es similar a la manera en la que operan los alambres de las bombillas y tostadores. Sopla con gentileza sobre la lama de acero conforme comience a prenderse. Esto ayudará a alimentar la flama a que se distribuya, una vez que la lana de acero esté brillando fuertemente colócala sobre tu nido de yesca rápidamente sin dejar de soplar con gentileza sobre el nido hasta que éste se incendie creando fuego. Agrega pedazos de madera seca cada vez más grandes para ir construyendo tu fogata una vez que el nido de yesca se haya incendiado por completo en una flama y disfruta de tu fuego.

Número 2 utilizando sílex, pero una vez más crea un nido de yesca con materiales naturales secos toma tu piedra sílex, una piedra que emite chispas y sostenla con tu pulgar y tu índice. Permite que unos 58 centímetros de piedra sobresalgan de la parte de donde estas sosteniendola. Toma un pedazo de algodón carbonizado entre tu pulgar y el sílex. El algodón carbonizado viene en pequeños cuadritos de tela que han sido convertidos en pedazos de carbón fáciles de incendiar. Si no cuentas con algodón carbonizado puedes utilizar también hongos de árbol ligeros como un objeto de acero como la hoja de un cuchillo dependiendo de lo que tengas a la mano y rápidamente frota el acero contra la piedra silex continúa haciéndolo hasta que empiecen a saltar chispas. Atrapa las chispas con tu algodón carbonizado y continúa el proceso hasta que la tela brille como si fuera brasa. Los pedazos de algodón carbonizado están especialmente diseñados para mantenerse brillantes sin que salgan flamas. Coloca el algodón sobre tu nido de yesca y una vez que este brillante sopla con gentileza para producir una flama. Agrega pedazos de madera cada vez más grandes para convertir tu flama en una fogata.

Número 3 utilizando una lupa asegúrate de que haya suficiente luz solar para prender fuego por medio de este método, normalmente necesitarás que no haya nubes y que el sol pegue directamente para poder utilizar tu lupa. Si no cuentas con una lupa puedes probar con el vidrio de unos lentes o la lente de unos binoculares. Agregar agua a la lente te permitirá crear un rayo de luz más intenso y enfocado. Haz tu nido de yesca utilizando materiales naturales secos y colócalo sobre el piso, coloca tu lente de manera inclinada bajo el sol hasta que crees un círculo pequeño de luz sobre el nido de yesca. 

Probablemente tengas que probar con diferentes ángulos para crear un rayo de luz muy bien enfocado. Sostén la lente hasta que la yesca comience a arrojar humo y se encienda. Sopla gentilmente sobre el nido de yesca para alimentar la flama, comienza a agregar pedazos de madera seca cada vez más grandes sobre tu nido de yesca para crear una fogata del tamaño que desees.

Número 4 utilizando un taladro de mano. Crea tú nido de yesca con ayuda de materiales naturales secos una vez más asegúrate de que el material se puede incendiar fácilmente. Encuentra un pedazo 
de madera que puedas utilizar como base para tu taladro manual, taladraras en este pedazo de madera para crear fricción. Utiliza un cuchillo o cualquier objeto con filo para hacer un corte en V en el centro de tu pedazo de madera. 

Asegúrate de que tu corte sea solo lo suficientemente grande para sostener tu vara giratoria. Coloca pedazos pequeños de corteza de árbol debajo del corte en V. La corteza se utilizará para atrapar brasas de la fricción entre la vara y la tabla de madera. 

Toma tu vara giratoria la cual deberá ser un palo delgado de alrededor de 60 centímetros de largo y poco más de un centímetro de diámetro y colócala dentro del corte en V en el centro de tu tabla. Sostén la vara entre tus dos palmas estiradas y comienza a girarla frotando tus palmas hacia adelante y hacia atrás. Asegúrate de empujar la vara giratoria hacia abajo con firmeza. 

Sigue girando la vara rápidamente entre tus manos, empujando una mano hacia adelante y luego la otra hasta que se forme braza en el pedazo de madera, transfiere las brasas a un pedazo pequeño de corteza de árbol, para esto ya debiste haber colocado unos pedacitos de corteza junto al corte en V, por este motivo coloca la corteza con las brasas sobre tu nido de yesca sigue soplando con gentileza sobre el nido de yesca hasta que transfieran las brasas y prendas fuego. Comienza a añadir pedazos de madera cada vez más grandes para mantener el fuego. Toma en cuenta que este método toma tiempo para crear fuego y requiere de mucha determinación tanto física como mental.

Excelente video que explica los detalles sobre cómo iniciar fuego utilizando el método de taladro manual.


Número 5 haciendo un taladro de arco una vez más es un nido de yesca. Utiliza cualquier material
natural seco que encuentres. Encuentra un objeto que puedas utilizar para ejercer presión tal como una piedra o un pedazo de madera pesado. Este objeto se utilizará para ejercer presión sobre la vara giratoria. 

Encuentra un pedazo largo de madera flexible más o menos del mismo largo que tu brazo, es mejor si este pedazo de madera está ligeramente curvado, esto servirá como agarradera para tu arco. Crea la cuerda del arco con cualquier material resistente y abrasivo que pueda resistir bastante fricción. 

Puedes utilizar una cuerda de zapato, una cuerda delgada o estambre o incluso un pedazo de cuero. Ata la cuerda lo más justa que puedas a cada extremo de la agarradera del arco. Si no hay huecos naturales en la madera para atar la cuerda, crea pequeños cortes rectos en la madera para que de ahí se sostenga la cuerda. 

Encuentra un pedazo de madera para utilizarlo como base para tu taladro de mano y haz un corte en forma de V en el centro, utilizando un cuchillo o cualquier objeto con filo. Coloca tu nido de yesca debajo del corte en V, querrás tener la yesca justo al lado de la base de la vara para que puedas prender fuego fácilmente, rodea la vara con la cuerda del arco una sola vez. Asegúrate de hacerlo por el centro del arco para crear suficiente espacio para mover la cuerda hacia adelante y hacia atrás 

Coloca un extremo de la vara en el corte en V de tu tabla y luego coloca tu objeto de presión en el extremo superior de la vara. Sostén el objeto con la mano con la que no escribes, comienza a serruchar el arco rápidamente hacia adelante hacia atrás sosteniendo la parte curvada de madera con la mano con la que escribes. Esto hará que la vara gire y produzca calor en la base de la tabla. Sigue moviendo hacia adelante y hacia atrás hasta que crees brasas en donde la vara toca la tabla. 

Asegúrate de que tu nido de yesca esté cerca, junto a las brasas que creaste con un pedazo de madera y déjalas caer sobre tu nido de yesca. Puede que sólo tengas que deslizar las brasas por la tabla para que caigan sobre tu nido de yesca, soplas sobre el nido de yesca conforme agregas pedazos de madera seca cada vez más grandes para crear una fogata. 

Si saben otra manera de cómo hacer fuego sin cerillos o mechero déjala en los comentarios.


Comentarios

Recibir notificaciones por email

Entradas más populares de este blog

15 Alimentos de supervivencia que pueden durar un siglo

»»»» 🥇🥇 Cual es la Mejor Cocina de Leña Para Preppers 🥇🥇««««

Guía rápida para la preparación y conservación de alimentos

Como usar super pega para suturar heridas

💯Importan las fechas de vencimiento de los antibióticos💯

Cómo tener acceso a Internet cuando se vive en áreas remotas

Habilidades de supervivencia ante emergencias

Increibles suministros para prepararse para un apagón

Botiquin de primeros auxilios que pueden salvar vidas

Todo sobre puntos de acceso movil

Ayúdenos a correr la voz sobre las habilidades de preparación y supervivencia compartiendo nuestras publicaciones utilizando los botones para compartir en redes sociales que se encuentran a la derecha. ¡Gracias!